Uno de nuestros pequeños grandes clientes es Urban Fitness, una cadena mexicana que a conquistado el mercado con una actitud fresca y un estilo urbano.

La idea de la franquicia es brindar a sus clientes las mejores instalaciones, los mejores aparatos de ejercicios y el mejor servicio a cliente con los mejores precio del mercado.

Para ello desarrollamos una campaña en la que se comunicaba independiente de la temporada, las promociones mes a mes.

El tono de la campaña fue irreverente y divertido

Así que la gente asistió, rápidamente se enamoró del estilo Urban y empezó a contarles a sus amigos que en el centro de la Ciudad de México, por fin, ya había un gimnasio que valía la pena.